domingo, 13 de marzo de 2011

Domingos al sol


Nunca he sido fan de los Domingos, me parecen el día más triste de la semana, estás agotada y sin ningunas ganas de que llegue el Lunes. Normalmente no hay ningún gran plan para hacer porque casi todo está cerrado y suele ser día de peli en pareja, y como una no tiene con quien disfrutarla...aún es más triste.

Sin embargo, llevo dos domingos geniales, entre que el tiempo acompaña, que he tenido visita y que el ambientazo fallero es increible salgo prontito de casa y no llego hasta estas horas.

Me encantan los días así, que sin nada preparado acaba saliendo todo redondo. No hay nada que me llene más de vitalidad que las terracitas al sol, el buen tiempo, un helado, un paseito...Los Domingos ya no se hacen tristes, aunque puede que influya el hecho de que mañana no tenga que volver a la rutina, pero aunque estoy agotada del fin de semana, y aunque aún me quede una cenita para despedirlo como toca, me encanta irme a dormir con esa sensación de felicidad, de haber aprovechado bien el día, pero sobretodo de haber disfrutado con mis amigos.

8 comentarios:

David dijo...

Que bien!!, a mi los domingos tampoco me gustan casi nada, hoy estaba cansadisimo...
Me alegro mucho que hayas pasado un domingo tan redondo.
Aleee a disfrutar de las fallas tu que puedes.. que morro.. no tienes clase!!!!!!!!
Un besooo!!!!!!!!!!!

David dijo...

Persona estela, se me ha bloqueado el PC y no me dejaba entrar. Que pena ya no te he pillado por aquí,descansa mucho!!
Un besazo!!

David dijo...

Hola, espero que estes mucho mejor. Un besazo y a ver si coincidimos pronto.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Días sin escribir, al principio pensé que era por las Fallas pero ya me parece raro... ¿Todo bien...?

Juan Rodríguez Millán dijo...

Pues sigo más que preocupado...

Na Tha Lie dijo...

los domingos aveces son el caos!!!!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Jo, pues me da pena volver a perderte la pista... Cuando quieras o puedas, da señales de vida, ¿vale...? Suerte.

MI ESTILO DIA A DIA dijo...

es verdad, los domingos son muy deprimentes sólo por pensar lo que nos queda de semana

un beso